¿Cuándo debes cambiar el aceite de un coche de segunda mano?
¿Cuándo debes cambiar el aceite de un coche de segunda mano?
07 May

El cambio de aceite es uno de los principales caballos de batalla en el mantenimiento de un coche de segunda mano, y por ser una operación sencilla suele ser poco valorada por el conductor, siendo este uno de los errores más comunes que se cometen.

En primer lugar, y como principio general, cuanto más antiguo sea nuestro coche de segunda mano, con más frecuencia habrá que cambiar el aceite. En los turismos más recientes se cambia cada 20.000 kilómetros, pero en coches antiguos suele ser cada 10.000 o 12.000.

En segundo lugar, también es importante señalar que, junto al cambio de aceite, también es conveniente cambiar el filtro para evitar la entrada de impurezas. No es imprescindible, pero lo vas a notar mucho y el precio medio de cada cambio de filtro ronda los 10-12 euros, por lo que es una opción conveniente.

Una vez que estamos decididos a cambiar el aceite, la siguiente pregunta es: ¿cuál hemos de poner? Bien, en principio, quien marca la calidad de cada aceite es la Asociación Europea de Fabricantes de Automóvil (ACEA), diferenciando cada caso en función de si el motor es de gasolina o diésel.

La ACEA divide los aceites en cuatro categorías, de menor a mayor calidad: A1/B1-08A3/B3-08, A3/B4-08 y A5/B5-08. La pauta general a seguir es que tendremos que poner el aceite que indique el fabricante, a ser posible, porque ese es el más indicado para el modelo.

Los aceites del tipo A1/B-08 y A5/B5-08 pueden presentar problemas en algunos motores, mientras que los correspondientes a las categorías A3/B3-08 y A3/B4-08 resultan más polivalentes y se pueden utilizar en un mayor número de vehículos. Por otra parte, y aunque no es lo más común, también es importante indicar que, en algunos casos, hay marcas que tienen aceites exclusivos para sus modelos.

Comprobar el nivel de aceite de nuestro coche es relativamente fácil, puesto que tan solo hay que utilizar una varilla para ver en qué nivel está. Cuanto más bajo, mayor será la premura para realizar el cambio porque, además, el aceite se tenderá a “quemar”, repercutiendo negativamente en el funcionamiento del motor. Por otra parte, si tenemos la más mínima sospecha de que nuestro coche está perdiendo aceite, tendremos que realizar la prueba ipso facto para evitar males mayores.

Somos conscientes de que, cuando contamos con un coche de segunda mano, priorizamos las cuestiones relacionadas con el precio sobre ciertas prestaciones, pero, si nuestra intención es la de contar con el vehículo durante muchos años, es preferible gastar 20 euros más al año en un buen aceite de primeras marcas y homologado por el fabricante que optar por precio, porque el motor lo agradecerá.

Si tienes algún tipo de duda sobre cuál es el aceite que mejor se adapta a tu vehículo, nuestro consejo es que visites un taller especializado, a ser posible el oficial de la marca, donde te podrán aconsejar cuál es el producto más adecuado para alargar la vida del coche. Aunque a veces se piensa lo contrario, estos pequeños detalles pueden contribuir a que nuestro coche de segunda mano nos cunda más y, a medio plazo, ahorraremos dinero.

-->