¿Cómo puede el coche quedarse sin aceite?
¿Cómo puede el coche quedarse sin aceite?
26 Jul

Son muchas las causas que pueden hacer que tu vehículo se quede sin aceite. Desde una fuga en los circuitos hasta el mal estado del tapón.

Para intentar hacerte una idea de por qué sucede esta pérdida y certificar si ciertamente está perdiendo aceite. Sigue los siguientes pasos.

Comprueba si tu vehículo mantiene el nivel de aceite.

Cada semana o 15 días comprueba el nivel de aceite que tiene tu vehículo extrayendo la varilla. Asegúrate de que el vehículo esté algo caliente y sobre una superficie horizontal para que la medida no sea errónea. Limpia bien la cala y vuelve a introducirla para que te pueda dé una medición real. Si haciendo esta medición compruebas que está en el nivel mínimo, compra lubricante del mismo tipo y rellena hasta que marque la medida correcta. Recuerda que si dejas tu vehículo sin aceite puede provocar desgaste en las piezas del motor y hasta la rotura de este.

Comprueba los kilómetros recomendados por el fabricante

Cuando compras un vehículo sea nuevo o de segunda mano, en el taller o el propio fabricante te recomienda cambiar el aceite cada ciertos kilómetros. Cuando nosotros andamos con nuestro turismo, la mezcla envejece o se pierde parte de la misma debido a la descomposición. Además normalmente este se ensucia debido a las partículas producidas por la constate fricción. Por lo que no basta con rellenar el depósito si no que en este caso es recomendable realizar un cambio completo del lubricante y de los filtros de este. Ya que al llegar a los kilómetros máximos recomendados este se llena de impurezas.

¿Cuál es el aceite que necesita mi coche?

Las normas ACEA clasifican los lubricantes en cuatro categorías: A, motores de gasolina turismos; B, diésel de turismos e industriales ligeros; C, diésel con filtro de partículas; E, motores diésel de industriales y camiones. Para el API, las categorías son dos: S para motores de gasolina y C para diésel.

5W-40, 15W-30...

Estos códigos corresponden al grado de viscosidad del producto según la normativa SAE (‘Society of Automotive Engineers’). La letra ‘W’ (‘Winter’) es para invierno: cuanto más bajo es el número que la precede, mejor se comporta en días gélidos. El número que va después señala la fluidez a una temperatura de 100ºC.

15W-40: calidad estándar. Permite su uso en coches de cierta antigüedad. Mantiene sus propiedades hasta -20ºC. 10W-40: en invierno aguanta el tipo hasta -25ºC.
5W-40: arranca mejor en frío. Alcanza los -30ºC.
5W-30: lubricante de altas prestaciones para cualquier estación.