¿Qué coche de segunda mano se adapta mejor a nosotros?
¿Qué coche de segunda mano se adapta mejor a nosotros?
28 May

Comprar un coche usado puede ser una buena opción si buscamos una solución asequible de precio. Es una buena alternativa si no tenemos pensado realizar muchos quilómetros anuales o si lo contemplamos como una opción a medio plazo de unos pocos años. Es importante destacar que, en España, hay una tendencia a la homologación con los patrones de compra europeos, y hoy ya se adquieren cerca de dos coches usados por uno nuevo.

En este post queremos dar unas claves sobre el significado de determinados conceptos asociados al mercado de segunda mano: vehículo seminuevo, de gerencia, quilómetro cero o de ocasión, para que nos podamos familiarizar mejor y sepamos qué nos podemos encontrar cuando vamos a un concesionario de coches o vamos a adquirir un vehículo de segunda mano a un particular.

El coche seminuevo es una opción muy interesante para quien quiera adquirir un vehículo con garantía y a poco más de la mitad de precio de uno nuevo. Para que se cumpla esta premisa, no tiene que tener más de dos años ni haber recorrido más de 25.000 quilómetros. En los últimos años, este mercado ha experimentado un crecimiento importante y hoy en día es la opción que eligen casi un tercio de los compradores de vehículos de segunda mano.

El vehículo de gerencia es aquel que puntualmente ha sido utilizado por trabajadores del concesionario para pruebas, algún viaje de empresa o gestiones de representación. Suelen tener un mínimo de seis meses, poco quilometraje y son más baratos que un coche nuevo, habiendo alguno disponible en casi cualquier concesionario oficial.

El vehículo de quilómetro cero ya ha sido matriculado por un propietario, normalmente el concesionario, y ha circulado muy pocos quilómetros, los justos y necesarios para realizar trámites legales y, muchas veces, quedan como stock disponible para la empresa que tiene que darles salida. Eso sí, a partir de un cierto recorrido (cien quilómetros), ya no se pueden considerar quilómetro cero. Lo bueno de esta modalidad es que suelen ser más baratos que un coche nuevo porque la empresa los quiere vender rápido y tienen un desgaste próximo a cero.

En los vehículos de ocasión nos podemos encontrar las mayores gangas, pero también las mayores estafas. También llamados vehículos de segunda mano, en esta categoría se engloban todos aquellos coches que tengan una vida superior a dos años y 25000 quilómetros de recorrido, pudiendo encontrar, pues, todo tipo de casuística, tanto a nivel de vida útil como de precio. Es el mercado que más transacciones contempla, siendo más activo el de aquellos vehículos con más de diez años de antigüedad que, pese a ser más baratos, ofrecen muchas menos garantías y son más contaminantes; de hecho, ya hay municipios que empiezan a restringir su circulación.

Una vez que hemos hecho esta clasificación, ahora corresponde dar unas claves que nos ayudarán a la hora de adquirir el coche. No hay que dudar en comprobar que los papeles estén en regla, realizar una inspección ocular del vehículo, preguntar por las prestaciones y comprobar que las luces, los frenos, la suspensión y el motor están en condiciones.