¿Cómo identificar el estado del motor en un vehículo usado?
¿Cómo identificar el estado del motor en un vehículo usado?
17 May

Cuando se va adquirir un coche de ocasión, uno de los principales temas a tener en cuenta es el funcionamiento del motor. En este artículo vamos a dar unas pautas para saber si el motor del coche que vamos a comprar nos va a responder bien o, si por el contrario, dará problemas a las primeras de cambio.

Como precaución básica, si vamos a comprar un coche de ocasión, deberíamos pedirle al vendedor el libro de mantenimiento y el de instrucciones para saber qué averías ha tenido el vehículo, si estas se han solucionado y el periodo de cambio de piezas recomendado. Esta primera criba ya servirá para comprobar si el motor ha tenido averías anteriores.

El primer factor a tener en cuenta, básico, es el kilometraje que tenga, lo que da una primera idea del desgaste que puede tener. Por regla general, y salvando los matices que vamos a introducir, un motor con más kilometraje tenderá a estar más desgastado que uno con menos.

El segundo factor que se tiene que considerar es si el coche de ocasión ha circulado más por ciudad o por autopista. Si ha circulado más, habrá circulado más con marchas cortas y alto de revoluciones, además de los cambios derivados de tener que frenar por los semáforos. A un mismo kilometraje, un motor sufre menos en autopista que en ciudad.

Otra cuestión a tener en cuenta es el momento del cambio de la correa o cadena de distribución del motor. Suele fijarse entre los 60.000km y los 120.000km o los 4 o 5 años de uso, dependiendo del modelo, por lo que no dudes en preguntar detalles para evitar que te encuentres con tener que cambiarla al poco de comprar el coche y gastar un mínimo de 500 euros. Hay que señalar que, en caso de no hacerlo a tiempo, esta es una de las averías consideradas caras porque, si no la cambiamos a tiempo, se estropeará parte del motor.

Una técnica simple, pero muy efectiva, consiste en que, cuando se vaya a comprar un coche de ocasión, se compruebe el ruido que hace, simplemente, encendiendo y dejando en marcha el motor durante un tiempo. Si notamos que hace algún ruido fuera de lo normal como puede ser un traqueteo o un gruñido, es que probablemente haya algún tipo de problema.

Otra forma de conocer el desgaste real del motor una vez encendido es abrir la tapa de aceite y comprobar si sale humo de ahí y si, al poner la mano en el hueco, se genera mucha presión. De ser así, sucede que el motor tiene ya un desgaste alto.

También hay que prestar atención a la frecuencia y al color del humo que sale del tubo de escape. Por regla general, si sale un hilo de color blanco no hay problema, pero si sale azul puede significar que el motor está quemando mucho aceite; si sale gris puede significar, además del problema del aceite, que se monta un turbocompresor defectuoso o que hay un atasco o mal funcionamiento del sistema PCV; si sale negro, significa que el motor está quemando más combustible del normal.