¿Todos los coches son apropiados para ir a la nieve?
¿Todos los coches son apropiados para ir a la nieve?
07 Jan

En invierno, todas las precauciones son pocas para conducir, pero si ir a la nieve es una actividad que realizamos con frecuencia en esta época, tal vez deberíamos plantearnos el comprar un coche en el que nuestra seguridad sea una prioridad.


A la hora de buscar coche, tenemos que intentar que disponga del mayor número de dispositivos de seguridad como tracción total, frenos ABS y controles de tracción y estabilidad. Todos estos equipamientos nos ayudarán en caso de emergencia, pero siempre y cuando no sobrepasemos los límites de velocidad permitidos, ni cometamos ninguna imprudencia al volante.


¿Un vehículo convencional con buenos neumáticos de invierno me valdría para ir a la nieve? ¿Los tododoterreno son mejores que los SUV en estos casos?


Lo cierto es que cualquier vehículo en buen estado y conducido con prudencia sirve para moverse bajo condiciones climatológicas adversas, pero los hay que son propicios para estas épocas, como son los tracción a las cuatro ruedas con controles electrónicos de seguridad activa, o los que cuentan con una mejor aerodinámica y un punto de gravedad más bajo, que los hace más estables.


A continuación, para que tu elección sea más fácil a la hora de cambiar de coche, os vamos a contar las ventajas y desventajas de los vehículos más propicios para ir a nieve:


▶︎ Todoterrenos: Son vehículos pensados para moverse en superficies de baja adherencia, sea tierra, nieve o hielo, ya que está diseñado para trabajos duros y con difíciles accesos. Si eres un apasionado de estos vehículos y te gustaría convivir con él en el día a día, no te pierdas nuestras indicaciones.


Ventajas: 
La mayor ventaja de los vehículos todoterrenos puros es que disponen de una tracción total a las cuatro ruedas y reductora, por lo que su adherencia sobre el suelo es mucho mayor a la de cualquier otro coche; además los que cuentan con cambio automático facilitan mucho la conducción, evitando que el motor sufra daños al llevarlo en regímenes de giro demasiado elevados. Normalmente este tipo de vehículos disponen de mecánicas de elevadas cilindradas y par de motor, por lo que permiten realizar una conducción sencilla sin tener que estar manejando constantemente la transmisión. Otra de las ventajas son las dimensiones que suelen tener, ya que cuentan con un elevado volumen, ópticas altas y sobredimensionadas y un puesto de conducción que facilita una óptima visión de todo lo que tienes hacia delante.


Inconvenientes:
Su elevado volumen como mencionamos anteriormente, es una ventaja y a la vez un inconveniente que tenemos que tener en cuenta, ya que al tener unas dimensiones tan grandes su aerodinámica lo hace inestable a las rachas de viento y también más torpe en los paso por curva si vamos a una velocidad elevada (pero no imprudente).


Además, en caso de colisión, la inercia que provoca el elevado peso de este, puede hacer más violento el choque con un turismo y tener más posibilidades de que vuelque. En el caso de los neumáticos especiales, si es cierto que su adherencia es muy buena en terrenos escabrosos pero pierde efectividad en asfalto seco, al igual que las suspensiones, tracción y dirección específicos para moverse por el campo, son más torpes para el día a día de la ciudad.

▶︎ SUV con tracción total: Este vehículo está pensados para superficies de asfalto con baja adherencia y para las personas que tengan que realizar viajes solos (y que necesiten espacio) o en familia.


Ventajas
Este tipo de vehículos cuenta con características muy similares a los todoterrenos puros ya que tanto su volumen como su mecánica están pensadas para tener una mayor visualización en la carretera y una gran adherencia al suelo gracias a la tracción a las cuatro ruedas. A diferencia del vehículo que mencionamos anteriormente, el SUV cuenta con un centro de gravedad más bajo, y una mejor aerodinámica haciéndolo mucho más estable en cualquier terreno.

Inconvenientes:

Pese a tener una mejor aerodinámica, su peso y su elevado volumen lo hacen sensible al viento y menos estable a su paso por curva a velocidades elevadas pudiendo provocar posibles balanceos de la carrocería. En caso de colisión, la inercia que provoca el elevado peso y dimensiones, puede hacer el coche más violento.


▶︎ Turismos con tracción total: 
Idóneos para realizar viajes y moverse con seguridad en superficies de asfalto con baja adherencia.

Ventajas:
Al tener menor volumen y óptima aerodinámica los hacen menos sensibles al viento y más estables tanto en las rectas como en curvas. La tracción a las cuatro ruedas y unas suspensiones de corto recorrido aumentan la adherencia sobre el suelo asfaltado lo que acompañado de un cambio automático, hacen muchísimo más fácil la conducción y provoca que forcemos menos el motor, evitando llevarlo en regímenes de giro demasiado elevados.


Inconvenientes:
En comparación a los 4x4 y al tener menos peso, estos los hace perder más adherencia además de no ser tan seguros en condiciones adversas y en terrenos escabrosos.